Gracias Jefe

Te escribo porque quiero darte las gracias por el mejor regalo que me has dado en los 10 años que llevo trabajando en la empresa.

Las 8 sesiones del proceso de coaching, debo confesar que me han cambiado. Empezando por el diagnóstico previo 360º como punto de partida del proceso, que me permitió conocer no solo lo que tu pensabas realmente de mí , sino también compararlo con mi auto-evaluación y la percepción que tenían de mí mis compañeros y colaboradores.  Lo he vivido como una foto muy real y una especie de homenaje crítico, asertivo y con ánimo absolutamente positivo y constructivo.

Durante las 8 sesiones,  trabajé varias creencias que impedían liberar todo mi potencial. Me entusiasmé con el proceso, siempre orientado a la acción y el aprendizaje. Para mí hay un antes y un después tras el proceso de coaching.

Conseguí respuestas a preguntas sencillas y a la vez tan profundas como:

¿Qué es lo que quiero de verdad, no solo en la empresa, sino en mi vida?

¿Para qué lo quiero?

¿Cómo voy a alcanzarlo?

Y aprendí a auto-gestionar mis emociones,  a potenciar habilidades innatas que tenía adormecidas como la escucha activa, la curiosidad, la empatía y la intuición, y a  tomar conciencia de que hay que sacarle todo el jugo a la vida (carpe diem), pasar a la acción y aprender de ello,  especialmente de lo que no ha funcionado.

Hoy tengo la sensación de ser más líder de mi vida y me propongo el desafío de convertirme en un Líder-Coach, y ayudar a formar nuevos líderes para la organización.

¿Y ahora, Jefe, cómo nos ves después del proceso de coaching?

¿No nos percibes en otra onda, diferentes?

¿Cómo te sientes con tu “nuevo” equipo?

¿No te apetece ahora tomar nuestra medicina y hacer piña?

¿Qué te llevó a no incluirte en el proceso?

Me pregunto si te lo llegaste realmente a plantear. Mi intuición me dice que quizás tuvieras miedo de parecer vulnerable o débil.  Si fue así, ¿no te parece mayor debilidad no plantearte este viaje a la introspección?

Desde mi optimismo vital y la confianza que te tengo, albergo una gran esperanza que te des cuenta de lo contagioso y potente que sería que tú, nuestro líder, pasaras también por la maravillosa experiencia que hemos pasado todo el equipo directivo.

¿No tienes curiosidad por comparar tu auto-evaluación con las evaluaciones que hacen de ti el Presidente y el Consejero Delegado, y todo tu equipo directivo?

Piénsalo Jefe, es de sabios rectificar. Todavía tenemos margen sobrado de tiempo  antes del proceso de coaching de equipos planificado para finales de año.

Si decides incluirte en el proceso de coaching ejecutivo, será un plus motivacional. Definitivamente seremos imparables como Equipo, y tendremos un Jefe Líder-Coach.

Todo será más fácil entonces, conectaremos con mayor facilidad, estaremos en la misma onda y juntos revitalizaremos la organización.

Anímate y concédete este permiso, este gran regalo. Te lo mereces.

Si lo haces, ganarás tú, ganará el equipo y juntos sembraremos la semilla del talento en toda la organización…. ¿Qué piensas hacer con esto?

Jaume Abad   Socio

jabad@cataliza.org ·  www.cataliza.org

About these ads

2 pensamientos en “Gracias Jefe

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s